Siempre he creído que lo bueno no era sino lo bello puesto en acción.