Incierto es el lugar en donde la muerte te espera; espérela, pues, en todo lugar.