Cuando trates con una mujer no olvides el látigo.