Bebed porque sois felices, pero nunca porque seáis desgraciados.