Asombro: lo más elevado a que puede llegar el hombre.