Allí está el fastuoso escenario de la vida para los que saben mirar un poco.